En pleno auge de las nuevas tecnologías y el potencial que estas despliegan para los negocios que se deciden a invertir en ellas, a menudo nos olvidamos de las cuestiones más simples. Tal es el caso de las copias de seguridad para empresas. Este fenómeno ocurre con mucha frecuencia en pymes medianas donde los directivos creen falsamente que nunca puede ocurrir nada. Tanto las personas físicas como las compañías cuentan casi siempre con seguros que cubren sus bienes y actividades. Entonces, ¿por qué no invertir también en copias de seguridad?

Implantación de las copias de seguridad

No es necesario sufrir un ciberataque para toparnos con una situación en la que perdemos los datos de nuestro negocio. Muchas veces, los fallos técnicos o los errores humanos se encuentran detrás de estos imprevistos. Según la empresa CloudBerry, un tercio de las compañías no realizan copias de seguridad. De este dato se puede desprender una costumbre preocupante para los negocios, y es que, en caso de un fallo técnico, los afectados no tendrán manera de volver atrás para recuperar sus datos.

copias de seguridad

A pesar de que dos tercios restantes sí que realizan copias de seguridad, no todos ellos utilizan los ajustes más adecuados para sus empresas o no realizan copias con la frecuencia que deberían. De hecho, en el estudio realizado por CloudBerry, algo menos de la mitad de las empresas que realizan copias de seguridad de sus archivos sólo tienen una única copia. A pesar de tener un mínimo de garantía frente a cualquier eventualidad, esta no sería suficiente para restaurar los proyectos más actuales de la actividad empresarial.

En varios casos, la falta de rigor de las empresas se debe al recelo que les causa el realizar una inversión completa en este tipo de soluciones. Si bien apostar por implementar un sistema de copias de seguridad efectivo y permanente puede suponer un desembolso, a la larga los costes de una pérdida de datos son mucho más costosos. Invertir en un sistema potente también garantiza el no tener que preocuparse de manera permanente sobre las copias. Estas se pueden programar de manera automática o en su defecto se puede exportar su gestión a un proveedor TI competente que se especialice en su uso.

La mala gestión de las soluciones de copias de seguridad lleva a que se genere un sentimiento de desconfianza hacia ellas. Otro estudio llevado a cabo por Kroll Ontrack desvela que dentro de la porción de empresas que realiza un backup, el 61% ha sufrido alguna vez un contratiempo con sus datos. En la mayoría de los casos este fenómeno se debió al mal uso de la configuración de su propia herramienta.

Más allá de la pérdida de productividad que puede ocasionar tener problemas con los datos de la empresa, existe una dimensión jurídica que en cierto modo obliga a las sociedades a proteger ciertos datos y a adquirir políticas concretas en cuanto a su gestión. La vigente Ley Oficial de Protección de Datos obliga a las compañías a guardar los datos personales de las personas que los cedan con su previo consentimiento. De manera adicional, la nueva ley para la UE en términos de protección de datos, la GDPR, va a ejercer un control aún más férreo sobre la seguridad de la información que las personas ceden a las compañías. A partir del 25 de marzo siempre que una empresa sea atacada y pierda el control sobre sus datos deberá comunicar el incidente en un plazo máximo de 72 horas. De no ser así las sanciones pueden alcanzar cuantías elevadísimas de hasta 20 millones de euros.

copias de seguridad

Cómo evitar problemas

Para evitar problemas mayores, las soluciones más robustas pasan por contar con proveedores de copias de seguridad para empresas alojadas en la nube. Azure de Micrososft o Veeam son de las más demandadas. Al poder trabajar con datos en remoto se evitan problemas de espacio y actualizaciones propios de los servidores menos modernos y locales. Algunas compañías suelen desconfiar al ceder sus datos a terceros. A pesar de que este tipo de soluciones cuentan con medidas de seguridad muy potentes, siempre es posible cifrar los datos para añadir un nivel más de seguridad. En su caso, Veeam ha sido galardonada con el 2018 Gartner Peer Insights Customer’s Choice” en la categoría de backup y recuperación de centros de datos, convirtiéndola en una de las opciones más adecuadas para empresas.

En cualquier caso, siempre pueden ocurrir imprevistos que salten por encima de todas las precauciones que hayamos puesto. En esos momentos lo más importante es contactar con un experto en recuperación de datos para restaurar los archivos corporativos a la versión más actual posible. Independientemente de la situación y naturaleza de la empresa, contar con un sistema de copias de seguridad es una necesidad que no conviene ignorar debido a su potencial para minimizar pérdidas y ahorrarnos futuros desembolsos imprevistos.

Recommended Posts