La cada vez más presente y cambiante sofisticación de las amenazas digitales en forma de virus, ransomwares o ataques de phishing ha incidido de manera alarmante en el campo de los negocios españoles. A raíz de los ataques informáticos de 2017 y la crisis de los procesadores Intel, España ha desarrollado una mayor sensibilidad frente a la protección tecnológica de su tejido empresarial. Entre las muchas soluciones y herramientas que hemos podido ver en las últimas semanas, hoy nos gustaría analizar el potencial de seguridad de Office 365 para empresas.

Desde su lanzamiento, la herramienta de gestión de productividad de Microsoft ha cosechado éxitos significativos en materia de seguridad y eficacia para el mundo empresarial. Gracias a sus cualidades, podemos aprovechar para proteger nuestros dispositivos, información personal y archivos a la vez que exprimimos nuestra jornada laboral al máximo. Entre algunas de sus funciones más destacables se pueden mencionar las comprobaciones de URLs o el escaneado de documentos adjuntos para mails. Gracias a ellas puede combatir virus conocidos y recolectar información sobre otras amenazas para protegernos de ellas en el futuro.

Una de las razones por las que Office 365 para empresas resulta tan atractivo ahora, es debido a las actualizaciones que ha recibido este mes de abril. Y es que, gracias a ellas sus funciones han sido ampliadas y mejoradas para que usuarios y empresas puedan disfrutar de un nivel de seguridad mucho más robusto y avanzado. Algunas de estas nuevas funciones incluyen la recuperación de archivos tras sufrir un ataque de ransomware, como los protagonizados por Telefónica en 2017; herramientas adicionales para asegurar información privada y personal; y finalmente, medidas de protección nuevas y más avanzadas para hacer frente a virus y ciberataques.

office 365 para empresas

Office 365 para empresas, recuperando lo robado

Los episodios protagonizados por los secuestros informáticos han acaparado buena parte de nuestra historia laboral reciente. Mediante estos ataques los delincuentes informáticos encriptan parte de la información de la empresa de manera que es imposible acceder a ella a menos que paguemos en bitcoins la suma que nos piden. Para mantener a raya este tipo de actividades nocivas, Office 365 para empresas cuenta con dos nuevas herramientas que permiten recuperar esos documentos secuestrados.

La primera, es un servicio de recuperación de datos que hace uso de la plataforma de cloud computing de Microsoft, OneDrive. Gracias al nuevo añadido, se puede recuperar cualquier archivo en un margen de tiempo que comprende los últimos 30 días. Se trata de una herramienta especialmente útil en casos de pérdida masiva de datos, corrupción de archivos o secuestro de estos.

La segunda, está enfocada directamente a los episodios de ransomware. Ahora Office 365 para empresas puede detectar los ataques para ayudar a las compañías a recuperar la información encriptada mediante una restauración del momento anterior al secuestro. Además, la propia aplicación avisa a los usuarios mediante mensajes a través de correo electrónico, notificaciones y SMS de si se está sufriendo un ataque y qué se puede hacer para evitar sus efectos.

La privacidad como prioridad

Existen archivos en forma de información personal, recibos de luz, documentos administrativos o propuestas de negocio, que de ser interceptadas supondrían un problema para sus dueños. Por esa misma razón, Office 365 para empresas ha añadido tres funciones que se aplican tanto en negocios como en usuarios individuales.

Una de las medidas de seguridad enfocadas a mejorar la privacidad de sus usuarios consiste en poner contraseñas a links y archivos compartidos en OneDrive. De esta manera, es imposible que nadie que no cuenta con la contraseña requerida pueda acceder a la información que hayamos protegido.

Los correos electrónicos son otro punto de mira para los ojos indiscretos. Es por ello, que la herramienta de Microsoft permite a sus usuarios encriptar sus emails. El nivel extra de protección también se aplica a la conexión que utilizamos, de modo que los delincuentes informáticos no puedan interceptar nuestros mensajes. Este tipo concreto de seguridad es especialmente útil cuando no conocemos con exactitud el nivel de protección de los destinatarios de nuestros correos. En caso de duda, el receptor obtendrá un enlace a una página de Office 365 en donde podrá autenticar su identidad para mantener las conversaciones alejadas de potenciales riesgos.

office 365 para empresas

Por último, podemos aplicar normas a los mails que enviemos para evitar que estos sean compartidos y enviados a los contactos de nuestros destinatarios. Se trata de una medida de seguridad al alcance de aquellos usuarios que quieran mantener su correspondencia exclusivamente entre su interlocutor y él.

Nuevas herramientas contra virus

Muchos de los ataques se perpetran a través de links infectados que las víctimas encuentran en mails, internet o documentos. Con el objetivo de evitar estos elementos, Office 365 para empresas analiza todos los enlaces que estén incluidos en Word, Excel y PowerPoint. En caso de que el link fuese malicioso, el usuario recibirá un mensaje de advertencia para evitar males mayores. Debido al extendido uso de estas herramientas de trabajo, se trata de una medida con un gran potencial.

Con todo, Office 365 está demostrando ser una de las mejores herramientas, sino la que más, para desarrollar la actividad empresarial de multitud de negocios. Su amplia gama de aplicaciones enfocadas a mejorar la productividad de proyectos, sumada a su intuitividad y su robusta seguridad lo convierten en actor activo del desarrollo de sus usuarios.

Recommended Posts